viernes, 23 de julio de 2010

Florecer

Todo el dolor pasa,
de una forma u otra pero pasa.

Quisiera llorar bajo la lluvia
para que mis lágrimas se mezclaran con ella
y así fingir
que no fui yo
el que empapó la tierra.

Quisiera gritar en la tormenta
para mezclar mis gritos
con los truenos
y así pretender
que no he gritado.

Todo el dolor pasa,
pero mientras tanto,
¿qué hacer con un miembro gangrenado,
con la herida abierta y purulenta,
con el alma destrozada en mil pedazos?.

¿Cómo recuperar el tiempo perdido,
la paz olvidada,
el alma prístina?.

Tu sinrazón
mi desazón,
tu necedad
mi sufrimiento,
pero tu ausencia
mi desdicha.

Despierta del sueño profundo,
de la ilusión soporífera,
del aullante vacío,
de la falsedad de tu desdicha.

Encuéntrame allí donde el prado es verde,
las aguas mansas
y el día claro.

Anímate a caminar junto conmigo,
a levantar el vuelo con las aves,
a soñar con los dioses
y mirar el infinito
con ansias de contenerlo todo en tu memoria.

Despierta del letargo en que te has hundido,
acaba con el sufrimiento que te inunda.

Renace como la flor en primavera,
que tus pétalos se abran nuevamente hacia la vida,
que tus días sean un perfume
y tus tardes sin espinas.

Que puedan ya volver tus días de gloria
y que tengas voluntad para ya erguirte,
que puedas ser feliz y que florezcas.



4 comentarios:

Eris dijo...

"Tu sinrazón
mi desazón,
tu necedad
mi sufrimiento,
pero tu ausencia
mi desdicha."...

Me selecciono esto, como un recuerdo a la salida del cine...

Cuanto por decir mientras punza el dolor y lloran los recuerdos que alguna vez nos creamos a futuro... Bien abierto el corazón en letras, canta baila su pena y no hay mano amiga ni silencio ni risas, que drenen de una buena vez el dolor... si amor es así, solo esperar y rezar por que el tiempo se apure a pasar.

Un beso grande!

Staywithme dijo...

A veces los desiertos también florecen...
Tan sólo hay que tener la fuerza de agarrar las gotitas de agua..

Un abrazo.

Jordi M.Novas dijo...

otra vez buen poema. Por cierto me encnta el look del blog con ese fondo.

Nieves M dijo...

Hay tantas líneas tan buenas de este poema pero me quedo con estas:

'Anímate a caminar junto conmigo,
a levantar el vuelo con las aves,
a soñar con los dioses
y mirar el infinito
con ansias de contenerlo todo en tu memoria.'


Me encanta la forma en que manejas el poema, aún después del día más triste siempre habrá esperanza.

Un placer leerte :)