sábado, 31 de octubre de 2009

Te espero


Me gustaría que compartieras esta noche conmigo, ah, si tu pudieras ver lo que yo he visto y sentir lo que yo he sentido tal vez te apresurarías a llegar. El fresco aire que anuncia una cercana tormenta, el verdor de las palmeras meciéndose de un lado a otro y el ondulante azul pálido del agua en la piscina me piden a gritos que no esté solo, que los disfrute acompañado.

Mezclilla y camiseta es lo que visto mientras el frescor del aire intenta tomar mis tristes pensamientos y alejarlos. El aire envuelve mi escuálido cuerpo y juega con mi cabello y la sensación agridulce de felicidad y sueños rotos me recuerda que estoy vivo y que tal vez lo estaré por un tiempo más.

Venero cada gota de lluvia que cae sobre mí, son como el recuerdo de una lágrima pasada, como si el cielo comprendiera mi dolor y tratara de limpiar mi espíritu. Perdido y solo en esta isla tan física como psicológica me deleito con el agua que cae sobre las palmeras que ahora brillan lustrosas bajo la tenue luz de la elevada lámpara nocturna que las ilumina, en tanto que mis sentimientos vienen y van cual las oscuras olas del inquieto mar que me susurra su rítmica y sollozante canción sempiterna.

La fina arena ahora mojada es el escenario ideal para dos felices amantes que comparten su serena caminata tomados de la mano a la luz de la blanca y brillante luna nueva que los mira expectante mientras se prometen amor eterno.

La luna podría contarnos cientos de miles de historias de enamorados que hicieron lo mismo y tal vez más, de enamorados que bajo su luz crearon un vínculo que los unió aún antes de lo que ellos esperaban.

Las luces de los apartamentos se apagan y en algunos otros se encienden, sería para mí un gozo que estuvieras aquí para apagar el del mío y que me abrazaras mientras miramos juntos la luna o el mar o las palmeras y que dijeras mi nombre quedito.

Es curioso como entre la vorágine de sentimientos que me atormentan o que me hacen feliz me doy cuenta que no somos santos ni demonios, somos simplemente personas que entre muchos errores y algunos aciertos tratamos de entender de diferentes maneras y llamando de diferentes nombres el mismo fenómeno que nos sobrepasa.

Te amo por saber mirar dentro de mi, por tu dulzura y tu infantil candor que me hacen querer ser mejor, te amo por el amor que me profesas y que se siente como delicada seda, huele a rosas, sabe a miel y me ilumina con tonos pastel. Por esta luna que me mira y por el inmenso mar ante mi, juro que estarás aquí conmigo... tan pronto te encuentre y nos enamoremos...

12 comentarios:

Eris dijo...

He visto cada imagen tan delicadamente definida por tus palabras, imágenes de lugares y de sentimientos, situaciones que van de la mano hacia donde sea pero de la mano. Esperar… nunca había sido tan profundo como en tus letras. Que se acorte, que llegue…
Bellísimo el mirar de tu sentir… sobretodo cuando se estampa en letras para llegar, y llega!
Un beso grande.

Sara dijo...

Hola, he pasado a saludarte y agradecer tu visita a mi blog.
Un besico.

marichuy dijo...

"Te amo {...] por esta luna que me mira y por el inmenso mar ante mi, juro que estarás aquí conmigo... tan pronto te encuentre y nos enamoremos..."

Porque te amo y he esperado por ti, aún antes de saber que existías (y como diría Paul Éluard: "Si volviera a empezar, te encontraría sin buscarte").

Qué bello escribe usted

Saludos y gracias por tu comentario a mi texto en el blog de Escribidores y Literaturos

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

HellForger, me gustó muchísimo lo que escribis. Un llamado al amor, a la ternura, a la pasión. Casi un grito desesperado en el medio de la nada que reclama una presencia exquisita.
Maravilloso, un gusto estar aquí.
Cariños!

rombosdemichaely dijo...

hola, este texto si, este no tuve que terminar de leerlo, encontré lo que buscaba mucho antes de llegar al final, te agradezco el texto.

Staywithme dijo...

Como ya he dicho otras veces, y no me canso de decirlo,
es muy probable que, incluso sin quererlo, por tan sólo contemplar en esas noches despejadas aquella Luna a la distancia , estemos conectados, aunque sea de lados diferentes, con aquella persona que aún no conocemos...

A veces las esperas pueden ahogarnos, y como muy bien dices, ojalá el viento pudiese "tomar esos pensamientos tristes y alejarlos", pero la gracia de esperar es que se mantiene en el corazón la posibilidad de que algo vendrá, esa ilusión que nos mueve a levantarnos cada mañana pensando en que las cosas pudieran ser diferentes...
y aunque se demore,
bueno, por lo menos se comparte
la misma luna...

Un saludo por allá, y ojalá tu espera termine pronto Kronoz.

Amaia dijo...

No dejes de buscar allá donde creas que puedas ser hallado por alguien que cree que lo perdió todo,por alguien despojado de vida que fluye y pueda hacer de ti su nebulosa de transporte de vuelta...

Amaia dijo...

Tú allí yo aquí,jajaja!

Amaia dijo...

Bona nit(buenas noches)que sueñes con viajes infinitos my friend!

PD.Me gusta mucho Jorge Drexler!

TORO SALVAJE dijo...

Que bueno.
Ocurrirá sin duda.
Con esa voluntad de que así sea no habrá obstáculo que lo impida.

Saludos.

Blue Girl dijo...

Que bonito! ^^
Me encanta tu blog :D
Muchas gracias por pasarte por el mío =)
muchos besitos

HellForger dijo...

Agradezco a todos su visita a este espacio =)

Aprecio todos sus comentarios, ya sean para indicarme alguna corrección a la redacción, comentarme si les gustó o no o simplemente para indicarme que estuvieron por aquí.

De leer sus blogs he ido aprendiendo y me impulsan a seguir escribiendo aunque sea ocasionalmente ya que no me considero escritor y solo lo hago cuando la inspiración llega. Espero que podamos vernos por aquí con frecuencia. Por mi parte haré lo propio en sus blogs.

Un saludo a todos.