sábado, 14 de noviembre de 2009

Yo velo tu sueño


Mientras dormías, te miré,
miré tu rostro de niña,
recordé tu sonrisa que me deleita,
tu labios incitantes,
la profundidad de tus ojos hechiceros.

Mientras dormías, te miré,
y vi tus brazos hermosos,
y recordé los abrazos,
y casi pude sentir cada uno
al recordar los que me has dado
durante estos meses.

Mientras dormías,
te observé,
tus pies,
tus piernas,
tu vientre,
y soñé despierto,
y me extasié,
y disfruté de la magnánima estética,
que proyecta tu cuerpo
cuya belleza solamente es comparable
con el candor de tu alma.

Mientras dormías te miré –¡otra vez!, ¡sí!, como siempre
y percibí tu alma, – esta vez más profundamente
tu alma tan suave –como la más fina seda
y cándida, -como la de un infante
tan ingenua, -sin malicia, sin doblez
tan pura, -como limpia tu mirada
mientras dormías...
... me enamoré más de ti.

8 comentarios:

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Sumamente dulce...
Es la forma más facil de caer en las garras del amor: Mientras el otro duerme.
Cariños!

Angus dijo...

Un poema bellísimo. Muy, muy bonito.

HellForger dijo...

Gracias Sol por tus visitas y comentarios. A veces en la quietud podemos ver al ser amado y observar su alma.

Angus, gracias por tus comentarios y por añadirme a tus favoritos.

TORO SALVAJE dijo...

Te enamoraste hasta el cielo.
Basta con leerte.

Saludos.

Blue Girl dijo...

Que bonita esta entrada, es tan dulce y a la vez tan profunda.
Cuando observas a una persona cuando duerme es como si fuese transparente y pudiese leerse.
Es muy fácil enamorarse y a la vez peligroso, porque todos cambiamos cuando nos despertamos, pero aun asi es precioso ^^
Un besito,
pasate por el mío si tienes tiempo.

Eris dijo...

Sumamente intenso!!... tu forma de sentir, ver, describir, guardar, compartir... amar!
Que belleza leerte, siempre!! un beso.

Raúl dijo...

Hracias por tu visita y tus palabras en mi blog.
Pocas cosas reprsentan mejor la entrega, que el velar el descanos del amado/a.

leizito dijo...

El verdadero amor hecho poesía. Es un sentimiento confuso y a la vez bello, el poema lo ejemplifica bien.

Saludos